Tres herramientas para un lugar de trabajo más inclusivo.

La inclusión no es solo una cuestión de cumplimiento normativo o de imagen corporativa, sino un motor clave para la innovación, la productividad y el éxito a largo plazo, su alcancé va más allá del género o de estar relacionado con la comunidad LGTBIQ+. ¿Cómo puedes transformar la diversidad en fortaleza  y crear entornos donde cada colaborador se sienta valorado, respetado y capacitado para contribuir plenamente? Descubramos cómo la inclusión no solo beneficia a las personas, sino que también impulsa el crecimiento y la competitividad empresarial en la era moderna. 

Te dejamos tres herramientas que son claves para obtener un lugar de trabajo más inclusivo:

  1. Integra la inclusión en los valores fundamentales
    Los principios y valores son la base de una organización y define su cultura. Por tanto, para fomentar un sentimiento de pertenencia en el lugar de trabajo, es crucial que integres la diversidad y la inclusión en los valores. 
  2. La inclusión va de la mano con la igualdad
    Para fomentar un ambiente inclusivo es necesario reducir la brecha de género, por ejemplo: la desigualdad salarial que persiste en muchas empresas, la clave es que logres una igualdad salarial, una cultura de diversidad e inclusión basada en la confianza.
  3. Compromiso de la alta gerencia y el éxito seguro: todo cambio debe iniciar desde arriba, es necesario que los altos directivos lo consideren pertinente. Para llegar a una cultura inclusiva es necesario iniciar por partes, con algo que sabes que va a ser un éxito asegurado. Esta pequeña victoria te ayudará a convencer a las personas que necesitan ver para creer en el cambio. 

En conclusión, la inclusión en el lugar de trabajo va más allá de cumplir con normativas o mostrar una imagen corporativa positiva; es un pilar fundamental para el éxito a largo plazo de cualquier empresa. Al integrar la diversidad y la inclusión en los valores fundamentales de la organización, fomentarás un ambiente donde cada empleado se siente valorado y capacitado para contribuir plenamente. Esto no solo beneficia a los colaboradores, sino que también impulsa la innovación, la productividad y la competitividad empresarial en la era moderna. Para lograr esto, es crucial integrar la inclusión con la igualdad, abordando brechas como la desigualdad salarial de género, y asegurar el compromiso de la alta gerencia para liderar el cambio hacia una cultura inclusiva. 

Sabemos que asumir esta tarea no es fácil, pero es posible encontrar el camino, en MyCareer podemos ayudarte porque somos expertos en orientar tu gestión profesional de carrera, es por ello que no dudes en contactarnos para que encontremos juntos tu camino profesional, recuerda que es más sencillo dividir la carga. Clic aquí

¿Qué esperas para comenzar a Gerenciar tu Carrera?