Autoevaluación y Evaluación 360: Claves para Alcanzar el Éxito en tu Carrera Profesional

¿Alguna vez te has preguntado cómo puedes potenciar tu crecimiento profesional y personal evaluando tu desempeño laboral? En MyCareer, te mostramos algunas herramientas útiles para conocer tu nivel de rendimiento en el cargo que estás ocupando actualmente.

Estamos ante un mundo empresarial dinámico, cambiante y que cada vez más nos exige estar revisando nuestra propia efectividad y rendimiento. En este contexto, las autoevaluaciones y las evaluaciones 360 o evaluación del rendimiento han emergido como herramientas valiosas que permiten a las empresas evaluar y mejorar continuamente el desempeño de los colaboradores en las organizaciones.

La autoevaluación como herramienta indispensable para apoyar tu crecimiento profesional y personal

Las autoevaluaciones son procesos mediante los cuales los colaboradores reflexionan sobre su propio rendimiento, competencias y metas. Estas herramientas no sólo ofrecen una oportunidad para la reflexión personal, sino que también fomentan la autoconciencia y el desarrollo profesional. Al permitir que los colaboradores evalúen sus propias fortalezas y áreas de mejora, las autoevaluaciones establecen una base sólida para la planificación del desarrollo individual.

Asimismo, las autoevaluaciones traen consigo muchos beneficios como lo son: 

  • El fomento de la autoconciencia, porque promueven la reflexión e introspección y esto al final nos permite identificar nuestras debilidades y fortalezas en nuestro ambiente laboral. 
  • Nos ayudan a establecer metas que contribuyan a nuestro crecimiento, desarrollo y mejora continua.
  • Son un canal de comunicación abierta entre colaboradores y líderes que facilita el diálogo sobre expectativas y retos.

Evaluaciones 360: una mirada completa de la organización sobre tu propio rendimiento

Las evaluaciones 360 son un método para medir tu propio desempeño con base en la recopilación de comentarios de diversas fuentes de la organización como lo son tu jefe, tus pares, líderes de otras áreas, colaboradores de otras unidades de la organización y, en algunos casos, clientes. El objetivo de este tipo de herramientas es proporcionar una visión completa de tu rendimiento e impacto en tu empresa.

Entre las ventajas de este método encontramos:

  • Una retroalimentación diversa y completa de tu desempeño en la organización 
  • La identificación de brechas entre la propia percepción y la de los demás que revelan áreas de mejora que podrían pasar desapercibidas en la autoevaluación.
  • Fomentan la inteligencia emocional y la gestión efectiva de las relaciones laborales.

Encuentra el equilibrio: integra la autoevaluación y la evaluación 360 para apalancar tu transformación profesional y personal

La implementación de ambas herramientas puede ser muy útil para cultivar en ti los hábitos de mejora continua. Mientras la autoevaluación promueve la autoconciencia e introspección; la evaluación 360 te ofrece una perspectiva con valiosos puntos de vista. Es por esto que al combinarlas te aportarán un gran panorama completo y enriquecedor para gestionar tu propia transformación y crecimiento, el cual no sólo te beneficiará a ti como profesional y como persona, sino que impactará positivamente en tu relación con otros colaboradores de tu organización y te otorgará un éxito sostenible dentro de tu entorno laboral.

¿Qué esperas para comenzar a Gerenciar tu Carrera?